miércoles, 8 de abril de 2009

Trocitos


Se han puesto sobre la mesa
un millón de moléculas en una copa
elevándose cada vez más.
Volando así al aire libre,
pequeñas partículas de vida de sueños pasajeros.

Tomé una de ellas,
una mínima estrella de cristal
y con esa luz brillante nos pusimos a conversar:
Mi deseo fue que tus sueños sean un buen camino...,
y ella sólo me respondió: yo soy de donde nacen tus suspiros...


Falou


Fotografía: "Naturaleza muerta resucitando" Remedios Varo

1 comentario:

  1. Falou, cuando veo las estrellas me acuerdo de ti, me gusta tu trabajo.

    ResponderEliminar